La recuperación de los títulos

Según AutoCheck.com, un título de salvamento es producido por los estados individuales, cuando un coche fue dañado seriamente y el costo de las reparaciones para llegar a una cierta cantidad por encima del valor de mercado. Un vehículo también puede ser emitido este tipo de seguridad, si una compañía de seguros considera que es una pérdida total. Si una máquina se repara, el estado recuperado puede ser reformulado después un certificado de inspección. A pesar de la verborrea, las empresas financieras prestar mucha atención a este tipo de vehículos.

La Realidad

Un coche es una garantía de un acreedor. Si usted no paga el préstamo, el banco puede embargar el coche y venderlo para recuperar sus pérdidas. Cuando se trata de la reventa de un modo de recuperación, sin embargo, la entidad financiera tiene mucho menos posibilidades de recuperar su dinero. Debido a esto, la mayoría de los bancos y cooperativas de crédito no están dispuestos a prestar dinero en un título de salvamento. Si su crédito está dañado, sus posibilidades de ser aprobado para un préstamo son aún más, ya que hay una mayor probabilidad de impago.

Considere sus opciones 

Si esta oferta es demasiado buena para dejarla pasar, considere liquidar o pedir prestado contra otros activos. Si tiene otros vehículos que se pagan apagado, es posible que pueda pedir prestado en contra de su patrimonio. Sólo seguir esta opción si está seguro de que va a beneficiar a su situación financiera global. En general, se debe ser muy cauteloso acerca de la inversión en un activo que se deprecia, especialmente uno que vale menos que el valor de mercado.

El factor en el futuro

Usted podría obtener una gran cantidad, pero asegúrese de que se alinee con las necesidades a largo plazo. Si usted no piensa en mantener el vehículo por largo tiempo, a la vista del hecho de que ya vale mucho menos que sus contrapartes sin mancha. Revender el título de salvamento puede ser difícil debido a los compradores vacilación. Mientras que usted puede ser capaz de encontrar un comprador, estar dispuestos a desprenderse de él por mucho menos de lo que pagó. Ofertas de este tipo suelen tener más sentido para los conductores que planean los mantienen durante un largo período de tiempo y no esperes mucho valor de reventa.