Entendimiento

El primer paso en la disciplina progresiva es asegurarse de que el empleado entiende lo que se espera de ellos. A veces, lo que es evidente para un supervisor o gerente no es evidente para un empleado, y antes de tomar cualquier acción seria, debe asegurarse de que el empleado entienda qué tareas se deben realizar.

Acta

El segundo paso en la disciplina progresiva es para un empleado para ser puesto en la comunicación verbal. Un supervisor debe tener el empleado, explicar no fue una situación notado y el empleado debe tener el problema resuelto. El supervisor debe tenerse en cuenta en el expediente del empleado una conferencia verbal tuvo lugar y hacer las notas pertinentes.

Escrito 

Si la disciplina verbal no produce los resultados deseados, la disciplina, se requieren informes escritos. Estos informes escritos ilustran el problema, hacer frente a las declaraciones orales hechas y servir como documentación para la acción futura.

Permanecer

Si la acción progresiva no funciona, es posible que la ausencia del trabajo se va a aplicar. El individuo debe ser informado de por qué se suspenden, deben incluirse en la documentación de la suspensión y el empleado tiene que comprender por qué esta acción fue tomada ediciones anteriores. La suspensión inicial debe ser un día y puede progresar durante dos o más días, si no hay mejoría notado.

Terminación

El último debe ser la resolución del empleado. Cuando se toma esta acción, debe haber suficiente documentación disponible en caso de que haya problemas legales.

Representación

A lo largo del proceso de acción disciplinaria progresiva, el empleado debe ser consciente de las medidas adecuadas para la presentación de una queja. Esto asegura que el empleado es consciente de que él o ella está siendo tratado de manera justa, y también servirá como útiles pruebas de fondo en caso de que haya repercusiones legales del proceso.